100 De manera que no podemos propiamente hablar de la belleza sino de las tres bellezas, correspondientes a los tres tipos de perfección. Aunque realmente se podrían reducir a dos, las nacidas de los dos principios de operaciones: la inteligencia y la voluntad. Pero como nosotros mismos, generadores de belleza, somos otra obra de arte del Gran Artista - de su Inteligencia - decimos que son tres.

Por eso muchas de las confusiones en torno a la belleza no se aclaran nunca por no saber distinguir las tres bellezas.


.

Posted in . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.