210 Hoy en día estamos acostumbrados a muchos avances... que nuestros antepasados no tenían y que ni siquiera imaginaban.

Con la posibilidad de grabar sonidos, los Salones de Baile han dejado de existir y se han convertido en discotecas… pero antiguamente si alguien quería bailar al son de la música tenía forzosamente que acercarse a la banda de su pueblo o a la orquesta de un salón de baile. 

Actualmente estamos tan emborrachados de ver imágenes en diversos medios: fotografías, tabletas, pantallas de ordenador, móviles, etc. que somos incapaces de paladear un buen cuadro. No nos causa ya ninguna admiración ver capturada la realidad en otro soporte. Pero en el siglo XVI no era así.Que un pintor como Caravaggio lograse capturar la realidad sobre un lienzo, con ese verismo, causaba estupor, porque jamás se había visto cosa igual.

Por eso cuando uno va a un Museo, hoy en día, para ver Pintura, se encuentra como anestesiado e incapaz de admirarse por unas imágenes que además no se mueven. Es un buen ejercicio mental el ponerse en los ojos de un espectador del siglo XVI y considerar que pocas imágenes más podía ver que los cuadros y grabados. 






Posted in . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.