83 El arte contemporáneo se ha apartado de la psicología del hombre. Los artistas en su libertinaje también han traspasado la barrera psicológica. Mucha de la música llamada contemporánea sólo sirve para banda sonora de una película de terror o de un planeta de insectos. En la arquitectura los edificios no se acomodan a la función que se tiene prevista para ellos, de manera que un hombre allí se siente incómodo. En las artes plásticas pasa lo mismo... sólo quiero poner un ejemplo: la nueva escultura de San Juan Pablo II en Roma, que produce oscuridad y miedo y no refleja para nada su figura... El hombre se rebela contra su naturaleza y su psicología humana, quiere estar por encima de todo, no tener límites... cuando tiene que reconocer que sólo es una criatura.




.

Posted in . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.